En alerta permanecen las autoridades en el Atlántico luego de que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), anunciara el ingreso de dos ondas tropicales al mar Caribe Colombiano acompañadas de intensas lluvias, tormentas eléctricas, ráfagas de viento e incremento en el oleaje.

“Para los próximos días se prevé la consolidación de baja presión en el mar Caribe colombiano, asociada con el ingreso de una nueva onda tropical, que dadas las favorables condiciones atmosféricas podría desarrollarse en una depresión tropical. Para los próximos 5 días, la posibilidad de formación ciclónica aumenta al 30%”.

Tras la advertencia y para reducir al máximo los riesgos, la gobernadora Elsa Noguera ordenó, en las últimas horas y hasta nuevo anuncio, el cierre de todas las playas en el departamento del Atlántico.

“Esto va a seguir y tenemos que estar en alerta. Debemos tener mucha prudencia y ser respetuosos del medio ambiente. Por eso las playas permanecerán cerradas hasta nueva orden; tenemos que cuidar y proteger a nuestra gente. Evitemos arrojar basuras a los arroyos porque llega la lluvia, se reducen las capacidades de los canales y se producen los desbordamientos”.

Hasta el momento, el censo deja más de 1.500 familias afectadas por la influencia del huracán Iota en este departamento, especialmente en Juan de Acosta, Santo Tomás y Candelaria, 3 de los 18 municipios afectados.

Tras la emergencia, la mandataria adelantó un recorrido por las playas de Santa Verónica junto a la Dirección General Marítima y la Alcaldía de Juan de Acosta, donde anunció que pondrá en marcha un plan de inversiones en el municipio para mitigar las consecuencias que genera el invierno en esta zona costera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here