Este viernes, el Senador José David Name Cardozo solicitó al Gobierno Nacional acciones contundentes para impedir el aumento desmedido en las tarifas de energía, que está afectando el bolsillo de los usuarios de la región Caribe.

“Las constantes alzas en el servicio de energía eléctrica en el país, tiene desesperados a las familias colombianas, quienes han sentido en sus bolsillos los efectos de medidas como el aumento de 4 pesos por kilovatio hora con el que se busca solucionar los problemas de empresas intervenidas, entre ellas Electricaribe.  A esto se le suma una nueva preocupación por la caída de 1,5 puntos en el nivel de los embalses a causa de la temporada de sequía que podría generar otro aumento en el costo de la energía” dijo el Senador Name.

“En esta situación, la más golpeada es la región Caribe, porque además de las restricciones que tiene en la transmisión de energía ocasionadas por dificultades de red de Electricaribe, se encuentra a merced de los generadores hidráulicos que venden en bolsa aumentando el precio a su conveniencia y de manera especulativa.  En la Costa estamos pagando un precio absurdo y desproporcionado porque Electricaribe no tiene cubierto el mercado con contratos bilaterales, sino que está permanentemente acudiendo a la bolsa, expuesto a las repentinas alzas en el precio de energía” dijo el Congresista barranquillero.

Por otro lado, el Senador Name se refirió al reciente anuncio realizado por la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez sobre la confirmación de que a partir del 2024 Colombia deberá importar gas: “Esta es una noticia que nos intranquiliza enormemente y además añade otra preocupación por el nuevo incremento que generará la construcción de la nueva planta de regasificación en Buenaventura, anunciada por el Gobierno, cuyo costo será asumido por los colombianos en las tarifas de electricidad y gas natural.  Ya estamos cansados que todo lo quieran solucionar incrementando los servicios básicos”.

También manifestó que: “La suma de malas decisiones, la falta de inversión en las redes de transmisión, el retraso en la entrada en operación de Hidroituango, la disminución en los nivel de los embalses, entre otros factores, se reflejan en el desproporcionado aumento de las tarifas para los usuarios de la Costa, una carga que se hace cada vez más pesada e insostenible.  Pedimos al Gobierno buscar soluciones creativas y sostenibles, distintas a las de subir los precios de las facturas de energía, que tiene golpeado a los usuarios”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here