La Unidad para las Víctimas, el Ministerio de Asuntos Globales de Canadá y la Fundación Plan, apoyan el programa Liderando por la Paz.

El programa Liderando por la Paz, busca movilizar a la comunidad y al país en torno a los derechos de 150.000 niños, niñas y jóvenes víctimas del conflicto armado en el Pacífico colombiano, confirmó Margarita Barraquer, presidenta de la Fundación Plan en Colombia, al término del tercer comité de seguimiento de esa iniciativa realizado en Bogotá.

“Es un proyecto previsto para cinco años y cuyo monto es superior a 20 millones de dólares canadienses, financiado por el gobierno canadiense y con el apoyo de Plan Canadá”, anotó.

Barraquer también dijo que lo que busca la iniciativa en marcha, es que en los municipios de Tumaco, Quibdó y Buenaventura, los jóvenes, niños, niñas y adolescentes víctimas del conflicto armado puedan garantizar todos sus derechos.

“Trabajamos en participación, en ciudadanía y trabajamos en protección buscando que los niños, las niñas, los jóvenes y los adolescentes puedan efectivamente liderar sus propios procesos de desarrollo desde un ejercicio de reconocimiento de los derechos, trabajando con sus familias y con la institucionalidad pública en todos estos territorios”, recalcó.

A su juicio, “tenemos un reto muy importante y es garantizar la sostenibilidad del proceso y hay que trabajar con la Unidad para la Víctimas que hoy es un uno de nuestros principales aliados en este ejercicio, para que desde ese trabajo articulado y con las autoridades locales podamos dejar establecidas capacidades en los territorios y en las comunidades, de manera que los procesos de sostenibilidad se den de manera efectiva en los territorios”.

“Queremos que todos los logros que tenemos en nuestro proyecto Liderando por la Paz, que atiende a más de 150 mil personas en estos territorios, sean procesos que puedan ser estables”, recalcó.

Los beneficiados

Por su parte, Leonardo Montenegro del grupo de Enfoque Diferencial en Género de la Unidad para las Víctimas, coincidió en que el tercer comité arrojó buenos resultados.

Según Montenegro, hay que destacar que “Liderando por la paz”, vincula por lo menos el 70 por ciento como beneficiarios a víctimas del conflicto armado y está orientado a mejorar el proceso de atención y reparación de los niños, niñas, jóvenes y adolescentes y está focalizado en Valle, Chocó y Nariño.

Tatiana Romero, Gerente de programas para América Latina del Plan Internacional de Canadá, dijo estar muy satisfecha por ver cómo se consolidó esta articulación entre Fundación Plan Colombia y la Unidad para las Víctimas.

“El trabajo va avanzando de manera significativa, en dos años podemos observar grandes resultados que están incidiendo directamente en las víctimas del conflicto armado, especialmente en los niños, las niñas y los adolescentes”, subrayó.

Romero resaltó el compromiso y la articulación entre el diseño del proyecto y su fusión con las políticas de asistencia y atención para el conflicto armado que desarrolla la Unidad para las Víctimas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here