Las ciencias sociales, el desarrollo humano y la equidad, eje de vida en la Misión Internacional de Sabios

0
52

La investigación científica que se formula y realiza en alianza con actores locales y que comprende intervención social, constituye hoy una apuesta estratégica para aprovechar las potencialidades de las sociedades, producir bienes públicos y consolidar modelos de desarrollo económico, ético y socialmente sostenibles.

-“La Misión de Sabios tiene el objetivo de aportar a la construcción e implementación de la política pública en educación, ciencia, tecnología e innovación”, dijo la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez.

Bogotá D.C., 13 de mayo de 2019 Los profundos acontecimientos por los que el mundo atraviesa resultan desafiantes en el escenario global y local. Aquellos relacionados con la pobreza, la crisis financiera, la desigualdad y lo ambiental, así como las tendencias que afectan a las sociedades humanas, según la UNESCO, están relacionadas con el envejecimiento, la marginalización, el crecimiento de las ciudades como espacios mercantiles en la economía global, ocurren en todas partes y adquieren diferentes formas según el contexto.

Estos temas son analizados y enfocados por el grupo de Ciencias sociales, el desarrollo humano y la equidad que hacen parte de la Misión Internacional de Sabios convocado por el Gobierno Nacional, bajo el liderazgo de la Vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez.

“La Misión de Sabios tiene el objetivo de aportar a la construcción e implementación de la política pública en educación, ciencia, tecnología e innovación, así como a las estrategias que debe construir Colombia a largo plazo, de manera escalable, replicable y sostenible”, dijo la funcionaria.

Estos desafíos pueden ser atendidos desde el enfoque del desarrollo humano, que, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, es un paradigma que va mucho más allá de la perspectiva de crecimiento económico, pues implica ampliar las oportunidades para que cada persona pueda vivir una vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses, a través del desarrollo de sus capacidades. Además, requiere generar y transformar conocimiento en ciencias humanas, sociales y educación útil para la sociedad y el país, ya que crea herramientas fundamentales para el desarrollo humano.

De otra parte, la investigación científica que se formula y realiza en alianza con actores locales y que comprende intervención social, constituye hoy una apuesta estratégica para aprovechar las potencialidades de las sociedades, producir bienes públicos y consolidar modelos de desarrollo económico, ético y socialmente sostenibles.

“Lo más importante de la Misión es poder vincular la ciencia con la vida nacional, tender esos puentes entre ciencia, tecnología, innovación, producción y con la sociedad. La innovación en materia social es muy importante y de eso se va a ocupar la Misión. Algunos temas a trabajar son, por ejemplo, cómo hacemos para tener una educación en el país que forme para la ciudadanía, la creatividad, la ciencia y para el trabajo; esas son preguntas que nos tenemos que hacer, ya que estamos en un país en posconflicto y tenemos que pensar en cuál es la educación que tenemos que dar”, señaló Clemente Forero, coordinador del foco.

De igual forma, el coordinador señala que “este eje busca ver de qué manera la equidad puede ayudar al desarrollo de la sociedad. Este es el punto de partida y la pregunta que nos hacemos en este grupo; el acompañamiento de las ciencias sociales busca que un programa nacional de estudios científicos de la educación que la oriente porque es un elemento fundamental para el desarrollo con calidad humana aceptable para todos los colombianos y buscaremos que las empresas puedan demandar mayor innovación”.

Y es que referirse al desarrollo humano implica mejorar los estándares de competitividad de la población, así como garantizar una educación de calidad que se refleje en las dinámicas innovadoras. Si bien hay diferentes intensidades en la interacción entre la investigación y la industria, es fundamental el rol de la educación en esa interacción y el apoyo a las vocaciones científicas que comprenden conocimientos formales, como también habilidades blandas para esa interacción, lo cual deriva en insumos esenciales para la innovación. Por ello, se requiere un soporte científico que contribuya a la formulación de políticas, planes y programas educativos que estimulen la creatividad, el pensamiento crítico, la comunicación, el pensamiento analítico, la habilidad para coordinar actividades y para adquirir conocimiento rápidamente.

>> Link de los perfiles de los expertos en la Misión de Sabios <<

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here